noticia

Consejos para organizar tu banquete de boda

El banquete es una parte muy importante en la celebración de una boda. Es un momento cumbre que podréis recordar con satisfacción durante toda vuestra vida. Por ello, os damos las claves para hacer una acertada elección del menú.

 

Es importante que la elección del menú se realice unos meses antes, y es primordial que se dejen asesorar por el restaurador.

 

La bienvenida

El banquete empieza con el cóctel de bienvenida. Es un elemento fundamental, porque servirá para la presentación y conocimiento de muchos invitados, así como para hacer más grata y llevadera la espera de los recién casados.

 

Dicho preámbulo, puede oscilar de media a una hora y se desarrolla de pie.

 

A los invitados se les ofrecen diferentes tipos de canapés fríos y calientes, hojaldres variados… sencillos de comer, ya que se utilizan los dedos.

 

En cuanto a las bebidas, las más apropiadas en este momento son: vinos, cervezas, cavas, martinis y refrescos.

 

El menú

A continuación pasamos a la mesa, donde el menú nupcial se compone de cinco entrantes, segundos platos y postre.

 

Al confeccionar el menú de un banquete de boda, se intenta agradar a la mayoría. Por ese motivo, todavía son muchas las parejas que se decantan por platos tradicionales, que se van innovando poco a poco con salsas vanguardistas. Puddings, mariscos, alimentos de temporada, hongos o carnes de calidad, siguen también entre los preferidos, entre los que no faltan, por supuesto, los asados de cordero.

 

La elaboración de los platos debe ser siempre inmediata y de calidad. Y en la mayor parte de los casos, esto se consigue fácilmente gracias a las nuevas tecnologías en la cocina.

 

Los primeros platos, que son los entremeses, están compuestos normalmente por cóctel de marisco con frutas tropicales, puddings de verduras o pescados, crujientes rellenos, mariscos… todos ellos regados por un buen vino.

 

En los segundos, siempre se puede optar entre pescados o carnes, y en cualquier caso, juegan un papel importante las guarniciones y salsas variadas.

 

Dentro de los platos de pescado hay variaciones para todos los gustos: rape, rodaballo, lubina… Y entre las carnes, lo más tradicional es elegir un solomillo o lechazo al horno, siendo el segundo el más tradicional en nuestra región, que acompañaremos de un buen vino tinto de crianza o reserva.

 

Lo habitual es que entre ambos platos se sirva un sorbete digestivo, que puede ser de manzana, limón, mora, frutas de la pasión…

 

Referente a los postres, el protagonismo se lo lleva, sin duda alguna, la tarta nupcial. Hay gente que prefiere el bizcocho, el hojaldre con frutas o la trufa, normalmente acompañados de una crema helada de varios sabores, y para el brindis una copa de cava de la tierra.

 

Se finaliza el banquete con café o infusiones y licores diversos para que, posteriormente, la fiesta continúe con música, orquesta o disc jockey.

 

Una vez que habéis encontrado una fecha y sabéis más o menos cuántos invitados van a asistir a la boda, hay un tercer punto importante que aclarar: el lugar del banquete.

 

Una boda depende totalmente de esta decisión, por lo que tenéis que ser muy cuidadosos en la elección de la sala, el restaurante o el hotel.

 

Para que la jornada sea inolvidable es imprescindible definir minuciosamente todos los puntos claves de vuestra recepción. Algunas gestiones se efectúan los meses previos al evento, mientras que otros detalles pueden arreglarse minutos antes de dar el sí quiero. Para una celebración brillante, cuenta con un año de preparación.

 

Restaurantes especializados

A menudo los mejores restaurantes que se dedican a las bodas están en las afueras de la ciudad, junto a un parque, un lago, un río, el mar... Haced una lista de los posibles candidatos y, con mucha paciencia, comenzad a visitar y visitar.

 

Especialmente indicados para una recepción que se celebre por la tarde, son aquellos en los que se puede comer al aire libre y, en caso de mal tiempo, disponer de un salón que os resguarde del frío o la lluvia.

 

Las terrazas rodeadas de árboles pueden resultar de tan buen gusto como las salas acondicionadas en el interior de un restaurante.

 

A la hora de inclinarse por un restaurante u otro es muy importante el precio. Los menús oscilarán considerablemente dependiendo del tipo de platos que elijáis para confeccionar vuestro banquete. Podéis encontrar cubiertos desde 60 euros, y de ahí hacia arriba podréis elegir lo que vuestro bolsillo os permita. Lo que no deja ninguna duda es que si estáis empeñados en celebrar el banquete en un restaurante solicitado, tendréis que buscar fechas al menos con un año de antelación, sobre todo si el enlace es un sábado de verano.

 

Una vez has hecho tu elección, tendrás que reunirte con ellos para hablar de todo lo concerniente a la boda. Es imprescindible recoger todos estos puntos por escrito cuanto antes, para evitar posibles decepciones a posteriori. Y por supuesto, el banquete no deleita sólo el paladar, sino también sirve para coger fuerzas y la fiesta vaya cogiendo ambientación para comenzar el baile.

 

La sala

Algunas veces es difícil, sobre todo entre junio y septiembre, reservar el lugar de la recepción a la medida de vuestros deseos. Por ello, es preferible comenzar los preparativos lo antes posible, digamos, con un mínimo de un año de antelación a la boda.

 

Los criterios de selección del lugar de vuestro enlace deben tener en cuenta otros aspectos prácticos referentes a proximidad, facilidad de acceso, aparcamiento, presupuesto... No perdáis de vista que la elección del lugar tendrá una gran influencia en el ambiente de la boda.

 

El ambiente

El hecho de que hayáis previsto casaros en verano no significa que, por fuerza, el sol también acuda a vuestra cita. Si habéis elegido pasar un momento en el exterior del restaurante (aperitivos, brindis, postre) pensad siempre en una solución de choque, salones a cubierto o carpas contra el tiempo tempestuoso.

 

La comida

Para estar seguros de vuestra decisión contad con varios restaurantes y solicitad diferentes presupuestos: una buena táctica es poner diferentes empresas en competición. El panorama de los servicios propuestos por los restauradores es muy amplio.

 

Si lo que buscáis por encima de todo es la comodidad, determinados establecimientos están equipados para ocuparse de todo, desde el aperitivo hasta la decoración floral.

 

En cualquier caso estudiad y comparad todas las propuestas meticulosamente y, sobre todo, reservad con el suficiente tiempo de antelación el banquete: los restaurantes están a menudo desbordados por el trabajo entre junio y septiembre.

 

El servicio

Si vuestro restaurador no os ofrece camareros, sino solamente el menú, podéis poneros en contacto con empresas especializadas que pondrán a vuestra disposición personal con experiencia. Cualquiera que sea la elección, sed claros en referencia al importe total y la duración del servicio.

 

Preved, incluso en verano, un rinconcito para el guardarropa, preferiblemente a cubierto, para los bolsos de las señoras, los zapatos de «recambio» y los accesorios molestos que, una vez lucidos en la ceremonia, no es necesario soportar durante toda la velada, sombreros, estolas o mantillas.

 

Los baños no representan ningún problema si estáis en un restaurante, pero para todos los otros casos (carpas, por ejemplo) tened en cuenta que también serán imprescindibles. Siempre se pueden instalar cabinas a este efecto.

 

Para que en la fiesta disfruten tanto adultos como niños, encargad un menú especial y colocadlos, en la medida de lo posible, a todos juntos en mesas especialmente preparadas para ellos.

 

Para terminar, te podemos sintetizar todo lo anterior en una serie de puntos:

• Hora de la ceremonia.

• Época del año.

• Presencia de niños.

• Dieta especial de alguno de los invitados (régimen, diabéticos, celíacos...)

• Estilo de la boda, si es tradicional y por lo tanto formal, o moderna e informal.

• Presupuesto del que disponéis.

 

La respuesta a estas preguntas determinará la elección que hagas del restaurante y menú.

Volver


noticia
noticia
noticia

noticia

noticia

noticia